robot programable

Robots Clementoni: robots programables para niños

Si estás investigando sobre robótica infantil, sobre robots programables para que los niños y niñas aprendan y se vayan familiarizando tanto con el mundo de la programación y la informática, como en el de la robótica, la Inteligencia Artificial y las nuevas tecnologías de una forma activa, probablemente el robot Clementoni sea una de las mejores opciones.

Veamos sin embargo cuáles son las ventajas de la robótica educativa y en qué se basa.

¿Qué es la robótica para niños y para qué sirve?

La robótica educativa o pedagógica para niños es una disciplina diseñada para introducir a los más pequeños desde una edad muy temprana en la robótica y la programación.

Entre las ventajas que esta disciplina podemos destacar que ayuda a aprender de los errores y descubrir que los errores no son definitivos sino fuente de nuevas conclusiones es una valiosa lección para el futuro.

Fomenta el trabajo en equipo, y el enfoque de desafío grupal fomenta la socialización y la colaboración. Es una de las mejores maneras que tenemos de aprender y al mismo tiempo de enseñar lo que hemos aprendido.

Te permite ser consciente de la adaptación de la vida actual, debido al creciente aumento de la automatización y los dispositivos inteligentes, familiarizarse con el uso de robots ayudará a los niños a adaptarse más fácilmente al mundo del mañana y no verse completamente superado por los avances en materia tecnológica.

Fomenta la creatividad, gracias a la búsqueda de soluciones y la libertad de asignar nuevas funciones a estos robots, lo cual estimula la imaginación además de la creatividad.

Ayuda a aumentar la autoestima, al lograr un objetivo en un terreno completamente nuevo, uno mejora la autoconciencia y comprueba que realmente es posible obtener resultados, desafiar retos y que uno vale tanto como el resto de las personas.

Estimula el espíritu proactivo, ya que además de impulsar su autoestima, el éxito en un campo los estimula a asumir nuevas tareas en otros campos completamente diferentes. Y además, aprender una cosa en muchas ocasiones lleva a la necesidad y el deseo de aprender otra, y así sucesivamente.

Aumenta la capacidad de autoevaluación, lo que no es lo mismo que la autocrítica destructiva. Al poder ver los resultados de sus acciones al instante, sin necesidad de que un adulto les diga si lo han hecho bien o mal, los niños aprenden a evaluar su propio desempeño. Esto es muy importante a la hora de aprender cosas nuevas y enfrentarse a los retos de la vida: ser capaz de evaluar nuestros límites y nuestro alcance nos ayuda a filtrar qué necesitamos aprender, dónde necesitamos mejorar y además sin la necesidad de una mirada externa que lo juzgue.

Por último, lo que aprendemos con los robots tiene aplicaciones prácticas, como los conocimientos matemáticos o físicos que fomentan a seguir profundizando, ya sea en la escuela o fuera de ella, en estas materias.

Qué robot comprar

Si bien comprar un robot programable puede ser caro, los robots programables Clementoni tienen diversos precios pero con poco más de 30 euros ya podemos contar con un robot de mucha calidad.

Todos llevan panel programable, así como la posibilidad de programarlos desde la app. Permiten con las mismas piezas diferentes y variados ensamblajes, y cuentan con un sencillo lenguaje de programación por bloques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *