dificultades de aprendizaje

¿Qué son las dificultades de aprendizaje?

Muchas personas han tenido por mucho tiempo la idea de que al tener una dificultad de aprendizaje, toda su vida van a estar limitados a lo que esta supone que define o limita sus capacidades.

La mayoría de jóvenes y algunos adultos conscientes de que poseen cierta deficiencia en el aprendizaje de algún campo en específico, han querido ocultarlo y tratar de resolverlo por sus propios medios, o simplemente han decidido ignorarlo y tomarlo como que de alguna manera son “menos inteligentes” que el resto de personas y ya, no hay más misterio.

Pero las dificultades de aprendizaje no suponen alguna especie de discapacidad o deficiencia intelectual, y mucho menos limitan las capacidades que posee cada individuo, porque aunque muchas personas no lo sepan, las dificultades de aprendizaje son puntuales y pasajeras.

También se han asociado estas dificultades con la persona en sí, como si alguien que tuviese dislexia automáticamente se convierte en un mal estudiante en todo sentido, o en alguien que no tendrá un futuro tan brillante como cualquier persona que no la padezca.

No, definitivamente no funciona así.

La dificultad de aprendizaje se trata de que en un área, en una materia en específico, a la persona se le hace difícil comprender.

Por ejemplo, puede ocurrir que a alguien se le haga muy difícil la resolución de problemas matemáticos, pero sea brillante en ámbitos de letras, redacción y análisis literario.

Y aún así, en clases la persona puede estar completamente perdida en matemática, pero luego salir a jugar o a hacer cualquier otro tipo de actividad diaria que requiera de cálculo o de lógica matemática, y poder analizarla y hacerla perfectamente.

Para poder identificar en qué áreas se han tenido dificultades de aprendizaje, hay que fijarnos en las enseñanzas básicas que usualmente tenemos cuando somos niños y que nos empiezan a dar desde el preescolar; lectura, escritura y cálculo, y conviene ir marcando o haciendo seguimiento de cómo le ha ido al niño luego de cinco años, cuando está a mitad de primaria, cuando finaliza primaria, y así ir apoyándose de aspectos psicológicos, docentes y domésticos para colaborar con el aprendizaje del individuo, de manera de que el niño pueda hacer una evolución sin rupturas y se obtenga el resultado esperado de sus capacidades intelectuales.

Criterios de las dificultades de aprendizaje

Criterio de exclusión: Se le llama criterio de exclusión porque hay que excluir patologías mayores que justifiquen las dificultades de aprendizaje, es decir, si una persona tiene dificultades al hablar y expresarse porque tiene algún autismo, hay que poner como trastorno nuclear dicho autismo, y como trastorno secundario las dificultades del lenguaje receptivo expresivo. Debe estar libre de patologías mentales, físicas, emocionales, ambientales y un CI (IQ) normal 

Criterio de discrepancia: Los resultados que obtiene esta persona, no corresponden con las capacidades que tiene. Muchas veces también escuchamos que “esta persona es inteligente, pero desaplicada” casi siempre nos estamos enfrentando con una dificultad de aprendizaje.

Desviación respecto al grupo de estudio: Cuando su comportamiento no suele corresponder con el resto del grupo, y se tiende a decir “Es que es demasiado infantil”

Criterio de especificidad: En qué área escolar o dificultades académicas está afectando a la persona.

Todo esto tiene muchas variables, ya que los antecedentes familiares, situación socioeconómica, contexto lingüístico donde se encuentren, y en sí, todo aquello que pueda enriquecer su conocimiento, también hace que su dificultad de aprendizaje se acentúe o se disminuya.

Esto no es cuestión de que la persona sea capaz de aprender o no, porque efectivamente lo es, sólo que hay que enfocarse en ciertas áreas más que en otras para poder obtener los resultados que se desean.

Finalmente, la definición de la NJCLD acerca de las dificultades de aprendizaje:“DA es un término general que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos que se manifiestan  por dificultades significativas en la adquisición y uso de la escucha, habla, lectura, escritura, razonamiento o habilidades matemáticas. Estos trastornos son intrínsecos al individuo, suponiéndose  debidos a la disfunción del sistema nervioso central, y pueden ocurrir a lo largo del ciclo vital. Pueden existir junto con dificultades de aprendizaje, problemas en las conductas de autorregulación, percepción e interacción social, pero no constituyen por sí mismas una dificultad de aprendizaje. Aunque las dificultades de aprendizaje pueden ocurrir concomitantemente con otras condiciones incapacitantes (por ejemplo deficiencia sensorial, retraso mental, trastornos emocionales graves) o con influencias extrínsecas (por ejemplo diferencias culturales, instrucción inapropiada o insuficiente), no son el resultado de estas condiciones o influencias” (NJCLD, Nacional Joint Committee on Learning Disabilities, 1988).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *