chantaje emocional

¿Qué es el chantaje emocional?

Más de una vez nos hemos topado con una persona que con sólo colocar caritas tristes y hablar sobre lo miserable que es su vida, pretende obtener algo de nosotros.

Muchas de estas personas, tristemente, suelen ser gente que queremos, apreciamos, que realmente nos importan, pero muchas de ellas también se aprovechan de estas prioridades que le damos para sacarnos provecho.

El chantaje emocional es una de las peores cosas que un ser humano puede hacerle a otro, y mucho más hablando de sentimientos, porque se supone que con ellos las personas no se deberían meter y mucho menos jugar, pero la vida tiende a ser así y está en nosotros dejarnos o no dejarnos.

Realmente, un chantajista emocional jamás va a tener la culpa de hacernos sentir mal, somos nosotros quienes se lo permitimos, y en base a esto, ellos aprovechan para manipularnos a su antojo y hacer lo que quieran con nosotros.

Estos casos se dan entre familia, amigos y parejas, y esos lazos que hemos formado con ellos de confianza tienden a nublarnos la vista y no nos permiten ver la realidad de lo que está pasando.

Probablemente las personas ajenas a ese círculo, pero que han estado lo suficientemente cerca de ti como para notar que hay algo allí que no va bien, te adviertan y te digan las cosas que están pasando, que básicamente te digan su percepción acerca de los hechos, pero como el ser humano es necio por naturaleza, va a querer encontrar la manera de negar eso en su mente y probablemente siga sin prestarle atención a esas advertencias.

Al final, quizá necesitamos estrellarnos y sufrir para realmente aprender acerca de la vida y de las cosas. Es un completo círculo vicioso.

Esta gente que chantajea a otras emocionalmente carecen de valores morales y dentro de ellos sufren constantemente porque se sienten inconformes con todo lo que son, claro, hablando de la gente que cuando lo hace sabe que lo está haciendo, es decir, que lo hace a propósito.

En general, todos alguna vez hemos chantajeado a alguien emocionalmente, pero no de una manera en la que esa precisamente haya sido la intención.

Quizá de modo que no supimos manejar nuestras propias emociones, y lo primero que nos salió comentar o decir fuese algo que podría llegar a malinterpretarse como chantaje emocional, pero en sí, no fue algo que hicimos de manera consciente.

Sin embargo, cuando estas cosas empiezan a ser más recurrentes, te tienes que dar cuenta de que esa persona sabe que de ese modo te puede controlar y conseguir lo que quiere.

Hay que ser realistas, nadie es tan bobo como para hacer algo tantas veces y no darse cuenta de los resultados. Es como si después de tocar algún objeto que contenga bajas intensidades de electricidad varias veces, no nos demos cuenta de que nos está pegando corriente.

Estas personas saben muy bien lo que están haciendo, y generalmente saben también por qué lo hacen.

Claro, hay que tener en cuenta de que existen situaciones de todo tipo, y no siempre se pueden salir de ellas de la manera más sana. Quizá utilizar prácticas inmorales para salir de alguna situación todavía más inmoral sea algo moralmente aceptado.

Pero bien, ¿a quién le importa realmente lo moralmente aceptado?

Usualmente vamos por la vida dándonos golpes todo el tiempo, y es completamente inusual pensar si lo que se hace es moralmente aceptado o no, sólo lo hacemos por costumbre o porque vemos que nos resulta mejor o más fácil.

Así es el ser humano, y conviene bien que sepas de quiénes te estás rodeando.

Así como tú no eres un santo, las otras personas tampoco lo son, y muy probablemente muchas de ellas ya se han aprovechado de ti chantajeándote emocionalmente.

Esto de “es que si tú no haces esto, me va a pasar eso”, “si tú no me da esto, me voy a sentir así”, “últimamente me he sentido muy mal, tú podrías mejorar eso si haces tal cosa”

Todo eso de forma habitual ya es considerado un chantaje completamente consciente, y por supuesto, no es como que te lo van a decir así de directo. Probablemente lo oculten más, pero de manera que de algún modo te hagan sentir mal.

Debes cuidarte de los chantajistas, son personas tóxicas, manipuladoras y aprovechadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *