crianza respetuosa

Qué es la crianza respetuosa

La crianza respetuosa se basa en criar a los niños con respeto, con la misma importancia con la que a cada quien le gustaría ser tratado. Se fundamenta en que los niños también son personas, por lo que debe ser tratado como una. La crianza respetuosa se basa en amar a los hijos incondicionalmente, hacer que se sientan respetados, apoyados, amados, escuchados y valiosos como individuos.

Los fundamentos de la crianza respetuosa son:

Tratar a los niños como personas

El aspecto más importante de la crianza respetuosa es tratar a los niños como se trata a todas las personas. Desde el momento en que nace, merecen el mismo respeto que los demás. Pero desgraciadamente, normalmente no se les trata así a los niños en esta sociedad.

En su mayor parte, los niños son vistos como seres inferiores y frecuentemente se les trata como si fueran menos. Respetar a un niño no significa tratarlos de una manera que puede ser grosera si fuera un adulto. Y es cierto que necesitan de nuestros cuidados, protección y que los guiemos, pero eso no significa que no merezcan respeto.

Trabajar juntos

El método clásico de crianza parece enfocarse en maneras de enseñarles a los niños a actuar de la manera en que queremos que actúen. Parece que el objetivo es formar niños buenos que siguen todas las reglas y obedecen todo lo que dicen sus padres. La crianza respetuosa se trata de valorar a los niños como individuos con sus propias necesidades y deseos, y trabajar juntos para que lo que ambos desean pueda ser posible. Cuando hay algún desacuerdo, padres e hijos trabajan juntos para llegar a una solución que haga a todos felices, en vez de hacer que lo que nosotros queremos sea más importante y solo nos hagan caso.

Consentimiento 

La crianza respetuosa se trata de no hacer algo a nuestros hijos en contra de su voluntad, o tomar decisiones por ellos a pesar que ellos no estén de acuerdo, justo como no le haríamos esto a un adulto. Por supuesto que habrán algunos casos en los que esto suceda en orden de cuidarlos bien, pero siempre deberíamos explicarles, empatizar y ayudarlos a entender y estar lo más cómodos posible en todas las circunstancias.

Libertad

La libertad es un derecho que todo el mundo debe tener, no s algo que obtienes a medida que creces. La crianza respetuosa se basa en respetar la libertad de los niños lo más que se pueda. Darles el tiempo y espacio para que dirijan su vida. No hacen faltar restricciones innecesarias. Mientras lo que estén haciendo no tenga ninguna consecuencia negativa, deben ser libres de experimentar la toma de decisiones y aprender de ellas.

Igualdad 

En un ambiente respetuoso, los adultos no tienen más poder que los niños, por lo que no deben usar métodos como castigos, recompensas, culpar o avergonzar con el fin de influir algún comportamiento. En lugar de forzar algún comportamiento, fórmalo. Si quieres que tus hijos te respeten, respétalos, si quieres que te escuchen, escúchalos.

Empatía 

La crianza respetuosa conlleva empatizar mucho con los niños. En lugar de tratar de resolver problemas, minimizar sentimientos, distraer, controlar o restringir, los padres deben empatizar. Todo lo que los niños quieren es ser escuchados y entendidos. Cuando se sienten aceptados y que tiene apoyo son capaces de resolver cualquier tipo de problema. Mientras más empatices y los escuches de verdad para entenderlos, se sentirán más seguros de sí mismos y tendrán una relación más unida.

Respetar sus decisiones

Las decisiones de los niños deben ser respetadas, incluso si son diferentes a las tuyas, diferentes a lo que se tiene entendido como normal o si pueden tener consecuencias negativas. Se les debe dejar a los niños aprender de las consecuencias naturales en lugar de las que les imponemos y son artificiales. Debemos confiar en sus capacidades.

Honestidad 

Los padres respetuosos también deben ser honestos con sus hijos. No se deben inventar razones por las cuales lo niños no pueden hacer, u omitir detalles para protegerlos. Debemos ser sinceros y explicarles que sucedes. También son miembros de la familia y tienen más capacidad para entender de la que muchos creen. La honestidad siempre debe estar presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *