Cómo escoger bien colchonetas para los niños

A la hora de jugar en casa con los niños es importante acondicionar bien el espacio lúdico, ya sea nuestro salón, una habitación para juegos, el patio o el garage.

Para ello vamos a tener en cuenta algunas cosas, como quitar de en medio todo lo que se pueda romper o sea frágil, todo lo que nos pueda golpear, y sobre todo vamos a acolchar el suelo para poder saltar y rodar sin riesgo de hacernos daño.

Es importante elegir una o varias colchonetas que se adapten al sitio, ya sea por espacio como por forma, y que cumplan la función de amortiguar las caídas o golpes.

Estas colchonetas las podemos encontrar en tiendas de deporte, tiendas especializadas en materiales para amortiguar el suelo o en sitios como esta web, especializada en todo tipo de colchonetas, esterillas y tatamis desmontables.

Tipos de colchonetas

Existen diversos tipos de colchonetas que podemos utilizar con los niños en casa. 

La más común, que ocupa menos espacio y que casi todo el mundo tiene en casa son las esterillas enrollables para hacer yoga, también usadas para hacer estiramientos, relajación, meditación, fitness o pilates, aunque existen también las variantes especializadas para cada uso, generalmente se las llama esterillas de yoga.

Son ideales para hacer juegos dinámicos sin riesgo de golpearnos por el suelo, y también para introducir a los niños en el mundo del yoga, los estiramientos, la meditación y la relajación, muy importante en el momento actual.

Existen de diferentes materiales, y lo más importante es que sean antideslizantes. En la actualidad además de las que están hechas de materiales plásticos y cauchos, existen las esterillas hechas de corcho natural.

Por otro lado tenemos las colchonetas de puzzle desmontable y extensible. Se pueden comprar de sets de piezas sueltas, por lo general en múltiplos de 4, y siempre se pueden ir ampliando dependiendo del espacio que dispongamos.

Éstas son mucho más gruesas que las esterillas de yoga, y se suelen utilizar más en artes marciales o gimnasia, dado el grosor que ayuda a amortiguar de manera mucho más eficiente las caídas.

En un estilo similar se encuentran las losetas o baldosas de caucho, mucho más gruesas, y con variantes para interior y exterior. Estas se suelen utilizar también en lo suelos de muchas instalaciones deportivas o gimnasios, y aunque existen de diferentes gamas y precios, no son mucho más caras que los puzzles desmontables.

Para los niños pequeños una buena opción son los colchones o colchonetas. Estos tienen lo bueno que además pueden servir para que los pequeños hagan la siesta cuando estén cansados, y no relacionen siempre el descanso con ir a dormir a la habitación y aprendan a relajarse y descansar en diferentes ambientes de la casa.

Por último tenemos los colchones o colchonetas autoinflables de camping. Tienen la ventaja de que son mucho más fáciles de guardar que los colchones, y se pueden transportar fácilmente cuando nos vamos de viaje, ya que abultan menos que un saco de dormir.

A diferencia de los colchones hinchables tradicionales, en este caso nos olvidamos del engorro y suplicio de tener que inflarlos nosotros.

Estas son algunas de las ideas que queríamos compartir con nuestros lectores sobre los colchones y colchonetas para jugar y hacer ejercicio en casa con los niños. ¿Se te ocurren otras? ¡Déjala en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *